Blog

Cómo mantener la higiene femenina en 7 pasos fáciles

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Mantener la higiene femenina es importante para tu salud en general ya que, además de prevenir olores, picazón e incomodidad, esta también ayuda a la prevención de infecciones bacterianas. En algunos casos estas infecciones pueden causar esterilidad, cáncer y otros problemas de salud. Para mantener una adecuada higiene en tu zona íntima debes tomar baños con regularidad, desarrollar hábitos saludables con respecto a tu ciclo menstrual y usar ropa hecha con telas que permitan la respiración.

Paso 1: Usa ropa floja y respirable.

Los pantalones, pantalones cortos y pantis apretados hechos de materiales sintéticos pueden reducir la circulación de aire en tu zona íntima, lo cual causa sudoración excesiva, lo que aumenta las probabilidades de malos olores e infecciones.
Para evitar esto, debes utilizar ropa interior floja hecha de telas naturales como algodón, que permitan la circulación de aire.

Paso 2: Quítate la ropa mojada o sudada lo más pronto posible.

La ropa interior o pantalones sudados o mojados pueden causar que las bacterias se multipliquen, aumentando así la posibilidad de la aparición de infecciones y olores desagradables. Por lo cual debes tomar una ducha y ponerte ropa limpia y fresca después de hacer cualquier tipo de ejercicio o actividad física.

Paso 3: La tu zona vaginal diariamente con agua y jabón suave.

Lavar tu zona vaginal diariamente con agua y jabón suave previene que esta se irrite o se infecte debido a la exposición a químicos fuertes encontrados en los jabones antibacteriales o astringentes. Luego de lavar con jabón tu zona íntima, aplica agua fresca y seca inmediatamente con una toalla limpia para evitar la acumulación de humedad.

Paso 4: Limpia tu zona genital después de ir al baño.

Usa papel sanitario suave y sin colorante para limpiarte después de ir al baño. Límpiate de adelante hacia atrás para evitar que la materia fecal entre en contacto con tu vagina, lo cual puede causar infecciones bacterianas.
Para mayor frescura y limpieza, usa Toallas Húmedas Íntimas Silueta ® las cuales ayudan a mantener el pH de tu zona genital balanceado y así prevenir irritaciones e infecciones.

Paso 5: Cambia tus toallas femeninas y protectores diarios frecuentemente.

Cuando los productos de protección menstrual se ensucian y son usados por períodos largos de tiempo, pueden causar malos olores y aumentan el riesgo de infecciones.

Usa los productos Silueta ® para mayor seguridad y confort. Toallas femeninas diurnas para flujo regular, toallas femeninas nocturnas para mayor comodidad en la noche y protectores diarios para mayor protección durante todo el mes.
Prueba también las toallas femeninas Susi ®, Doncella ® y Sensations ®.

Paso 6: Lava tu zona íntima después de tener relaciones sexuales.

Los fluidos corporales y los residuos de preservativos y otros productos íntimos pueden causar infecciones, irritación y olores no deseados si no son removidos de la región vaginal luego de tener contacto sexual.

Paso 7: Mantén una dieta balanceada y nutritiva.

Una dieta con suficientes frutas, vegetales y granos integrales ayuda a prevenir infecciones y otros padecimientos corporales y genitales.